fbpx
22948
post-template-default,single,single-post,postid-22948,single-format-standard,stockholm-core-2.2.9,et_monarch,select-theme-ver-8.8,ajax_fade,page_not_loaded,menu-animation-underline,side_area_uncovered,smooth_scroll,,qode_menu_,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive

Cómo evitar las Manchas Solares en la piel

Manchas solares en la piel

Cómo evitar las Manchas Solares en la piel

El verano está a la vuelta de la esquina, y es durante estas fechas, cuando más hay que proteger la piel del sol.

La aparición de manchas se potencia en esta época de sol debido a la falta de los cuidados adecuados que tenemos con la piel. Por eso, desde Policlínica SMD queremos ofreceros unas pautas para disfrutar del verano y el sol con una piel sana y cuidada.

La unidad de dermatología de nuestro Centro Médico apuesta, antes del verano, por realizar un estudio general de la piel de cada paciente para aportar consejos personalizados a la hora de afrontar los meses más calurosos del año y con mayor exposición a los rayos UVB.

Qué son las manchas solares

Los rayos UVB son invisibles y causan quemaduras, oscurecimiento y engrosamiento de la capa exterior de la piel junto a la aparición de manchas solares y en los casos más extremos, melanomas y otros tipos de cáncer de piel.

La protección y medidas preventivas para evitar las manchas solares se deben realizar no solo en pieles blancas, sino en todo tipo de pieles.

Pueden llegar a ser tan fuertes, en las horas centrales del día, que incluso pueden provocar problemas en los ojos y el sistema inmunitario.

Nuestro equipo de profesionales de dermatología se ha centrado, en esta ocasión, especialmente en las manchas solares, también conocidas como hepáticas, que son  blancas o marrones y planas, con un tamaño y forma que varía, pero que en general, suelen aparecer en zonas como el rostro, escote, hombros y el dorso de las manos.

Cómo evitar las manchas solares

El doctor Luis Salvador Rodríguez, dermatólogo de Policlínica SMD, ha hablado de los problemas derivados de la exposición prolongada al sol  y nos proporciona los siguientes consejos, además de una atención personaliza, para evitar las manchas solares:

  1. Utilizar protector solar todo el año. Es una buena forma de proteger la piel en cualquier época, porque durante el invierno también hay riesgo de radiación solar. Es recomendable la protección solar de 50 o superior a 50.
  2. Evitar el sol en las horas centrales del día. Tomar el sol durante unos minutos es saludable, porque contribuye a tener unos buenos niveles de vitamina D. Pero durante las horas centrales del día, los rayos son más intensos y pueden producir agresiones a la piel. De ahí la importancia de evitar actividades al aire libre durante esos momentos. Si fuera imprescindible permanecer en el exterior, es fundamental el uso de una buena crema solar protectora y cubrir las zonas de exposición. Recomendable el uso de sombrero y gafas de sol.
  3. Precaución con los cosméticos que pueden provocar fotosensibilidad. En este sentido, es recomendable evitar el uso de productos perfumados, tanto cremas hidratantes como colonias, que pueden aumentar el riesgo de aparición de manchas solares, si se utilizan y la piel se expone después al sol.
  4. Si vas a maquillarte, utiliza un producto con filtro solar. Estos productos están cada vez más avanzados y se adaptan a cualquier tipo de piel. Te recomendamos que consultes con nuestros dermatólogos para ver cuál es el que te resulta más útil.
  5. Recordar la importancia de la nutrición. Para evitar las manchas solares también hay que trabajar el interior, y mantener unas buenas técnicas alimenticias para tener una buena salud cutánea. Se recomienda el consumo de vitamina C. Es antioxidante y favorece el proceso de recuperación de las células ante la radiación solar.
  6. Utilizar cremas solares hidratantes para favorecer la recuperación y elasticidad de la piel. Evita su desecación y contribuye a su buen estado.
  7. Consumo regular de agua. De la misma forma que hemos hablado de la nutrición, una rutina diaria de consumo de agua es fundamental para el cuidado de la piel. Una estimación de dos litros diarios ayuda a mantener la piel saludable y disminuye el riesgo de sequedad, manchas y envejecimiento prematuro.

 

Con estos consejos básicos, queremos que disfrutéis al máximo del verano con el mayor cuidado para vuestra piel.

Tratamiento

Los buenos hábitos son siempre necesarios para la salud, y con la ayuda de nuestros profesionales de dermatología podréis disfrutar de esta época de la mejor forma posible.

Y ante los primeros síntomas de marchas solares acudir siempre a consulta para poner en marcha medidas reparadoras con un tratamiento adecuado según la piel de cada paciente.

 

 

No Comments

Post a Comment

×

Hola!:

¿En que podemos ayudarle?

Lunes a viernes de 9:00h. a 21:00h.

× ¿Cómo puedo ayudarle?