Un injerto capilar es un proceso al que se llega después de una meditada decisión sobre qué razones son las más adecuadas para practicarlo, y en la que entra a formar parte el asesoramiento de una clínica especializada como Policlínica SMD en Granada.

Se trata de una intervención que cuenta con las mejores garantías de éxito, gracias a las innovadoras técnicas que se utilizan en centros especializados como es el Implantador KEEP.

Pero otro de los aspectos que también son importantes en este procedimiento es el post operatorio en el que el lavado del cabello es fundamental.

Todas las personas que se han sometido a un implante capilar deben tener en cuenta que el proceso no finaliza una vez terminada la operación de implante capilar, sino que se trata de todo un proceso que se prolonga durante un tiempo.

 

Lavado de cabeza después de injerto capilar

 

Un aspecto muy importante es el lavado de la cabeza tras el implante capilar.

Son muchas las dudas que surgen en cuanto a este proceso, que abarcan desde qué uso de champú se debe realizar, hasta cómo hacer el lavado, en qué condiciones y qué procedimiento seguir.

Lo cierto, es que todos los pacientes de Policlínica SMD recibirán unas recomendaciones personalizadas una vez finalizada la intervención de injerto capilar.

El doctor Antero Fernández y su equipo prescribirán los consejos adecuados y las pautas de actuación para que el crecimiento del cabello goce de las mayores posibilidades de éxito, así como de otros aspectos del día a día como es la alimentación saludable para el cuero cabelludo.

 

Recomendaciones

 

Durante los primeros días, tras la operación, es recomendable utilizar un spray con solución salina.

El primer lavado completo no se hará hasta pasadas más de 48 horas, a no ser que el médico recomiende otra frecuencia, y debe realizarse con un champú de PH neutro.

El champú se debe aplicar sin frotar, de forma suave, sin usar las uñas, y se debe dejar actuar durante unos minutos.

Después, se debe aclarar con agua templada, que no irrite el cuero cabelludo.

El agua debe caer sobre los injertos sin presión, con suavidad.

Para el secado del cabello se debe dejar al aire, o en todo caso, con una toalla dando pequeños toquecitos sobre la zona, sin apretar, ni raspar.

Se debe tener el pelo siempre limpio, especialmente, y de forma fundamental, hasta que se caigan todas las costras, ya que es el momento en el que se considera que la cicatrización ha finalizado.

Es en este momento cuando se puede volver a utilizar el champú habitual, siempre que desde Policlínica SMD no se haya recomendado otra cosa.

Días después del injerto también se necesitará peinar el cabello, evidentemente, el proceso deberá ser muy suave y cuidadoso para no dañar la zona.

Todos estos consejos se pueden complementar con toda la información sobre las pautas a seguir antes y después de un implante capilar que ya se explicaron en una entrada anterior de nuestro blog.

Con todas estas recomendaciones el éxito del injerto capilar está garantizado, ya que además, se someterá a diversas revisiones que evaluarán el crecimiento del cabello y su arraigo.

También te puede interesar